Este verano: flores silvestres y lavandas

|




Las flores son una herramienta perfecta para decorar y dar vida cualquier lugar de tu casa. Gracias a su color y a su textura son capaces de crear un ambiente de alegría y armonía, además de llenar de vida hasta el más simple espacio de tu hogar.

Decorar tu casa con flores te resultará muy fácil si sigues estos consejos deco que te ofrecemos.
Flores de verano

Ya sabemos que la primavera es la estación grande de las flores, pero en verano, ¿qué flores podemos encontrar en las floristerías para decorar nuestro hogar?

Hemos preguntado en muchas de ellas y nos recomiendan usar jacintos, lavandas, lirios blancos, azucenas y orquídeas que están muy de moda en el mundo deco por el toque chic que aportan.
Rústico vs. minimal

Siguiendo los códigos de la buena decoración, no puedes alterar el tono armónico entre tus muebles y sus complementos.

Si en tu casa se respira un ambiente rústico y provenzal, elige flores en colores blancos o pasteles, y como recipientes puedes jugar con cestas de mimbre, botes y jarrones de cristal. Lo último: flores secas en ramilletes o sobre recipientes.

Si por el contrario tu hogar es un santuario de las últimas tendencias del diseño y la vanguardia, elige plantas más simples, como helechos, palmeras enanas o bonsáis y como recipientes, jarrones con líneas muy depuradas que no acaparen la atención y mantenga el orden visual de la estancia.
Centros de mesa

Te resultará muy fácil ganar color y llenar de vida tu salón si eliges un buen centro floral para tu mesa principal. La variedad de flores que elijas dependerá de lo que quieres conseguir con ellas. Si quieres un toque romántico y elegante, elige flores en colores suaves como peonías o rosas holandesas. Gana color e intensidad con flores en tonos llamativos, como hortensias y begonias, y un toque chic si mezclas flores con otros accesorios decorativos como velones, piñas, jarrones envejecidos y candelabros de madera.
Flores naturales o artificiales

A todas nos queda claro que las flores naturales nos aportan más frescura, color y sobre todo aroma que las artificiales, pero para mantenerlas bonitas y cuidadas necesitan un mantenimiento (por tu parte) extra. Si pasas poco tiempo en casa o el cuidar de las plantas no es tu máxima, decántate entonces por las artificiales. Ahora las floristerías y las boutiques de decoración nos ofrecen una amplia gama floral muy conseguida. Seguro que ningún invitado que llegue a tu casa lo notará.